Reflexiones Cristianas

3. La caída en el pecado

In 2008 4to Trimestre on octubre 12 , 2008 at 9:32 pm

Versículo de estudio propuestos por el autor para esta semana: Génesis 1-3; Romanos 3:9-18; 5:10-21; 6:16; 2 Pedro 2:19


1. La rebelión es esencialmente desobediencia

Aunque el término rebelión no aparece en Génesis 1-3, ¿podemos afirmar que Adán y Eva se rebelaron contra Dios?

. Si analizamos lo que significa rebelarse, podremos ver que Adán y Eva ejercieron una clara rebelión contra Dios. Para entenderlo, por tanto, primero veamos qué significa rebelarse y cómo se utiliza en la Biblia.

Según el DRAE, rebelión es: REBELAR 1. tr. Sublevar, levantar a alguien haciendo que falte a la obediencia debida. U. m. c. prnl”. (destacado nuestro)

Ya en la definición actual de “rebelión”, aparece su íntima y directa relación con la DESOBEDIENCIA.

Pero además, el verbo “rebelar, contender“, que en hebreo bíblico es marah, nos ofrece mayor información:

” (…) Marah tiene que ver con el conflicto que provoca la arrogancia: `Si un hombre tiene un hijo contumaz [`terco´ LBLA] y rebelde, que no obedece la voz de su padre´ (Dt 21.18 RVA). Esta acepción  se puede apreciar con más claridad en Is 3:8: `Pues Jerusalén ha tropezado y Judá a caído, porque su lengua y sus obras están contra el Señor, rebelándose contra su gloriosa presencia´ (LBA).
Concretamente, el vocablo connota casi siempre una actitud de rebeldía contra Dios (…)
La acepción principal de marah es `desobedecer´. Esto se puede constatar en varios pasajes: `Porque has sido desobediente al dicho de Jehovah y no guardaste el mandamiento que Jehovah tu Dios te había mandado´(1 R 13.21 RVA; `has sido rebelde´RVR); cf. 1 R 13.26: `Él es el hombre de Dios que fue desobediente [`rebelde´ RVR] al mandato de Jehovah´(RVA).
El Antiguo Testamento especifica que la `rebelión es contra Dios o bien en contra de la Palabra de Dios (Sal 105.28); 107.11), o sea, en oposición a la orden o mandato (RVR) de Dios acto de desafiar la orden divina (cf. Nm 20.24, `voz´BJ; Dt 1.26, 43; 9.23; 1 S 12.14-15). El significado hebraico señala el : `El Señor es justo, pues me he rebelado contra su mandamiento [`palabra´RVR]´(Lm 1.18 LBA)” VINE Diccionario expositivo de palabras del antiguo y del nuevo testamento exhaustivo, W.E. Vine, pág.275-276 (término “Rebeldía”) – Destacado nuestro.

Por tanto, rebelarse es: (1) un conflicto provocado por la arrogancia; (2) desobedecer a Dios o a su Palabra; y/o (3) desafiar la orden divina. Podríamos resumirlo como “desobedecer a Dios, o a su Palabra, en un acto de arrogancia que desafía al orden o mandato divino“.

¿Fue esto lo que ocurrió en Adán y Eva? ¿Hubo arrogancia, desobediencia y/o desafío al orden divino? Efectivamente. Veamos cómo Adán y Eva se rebelaron contra Dios:

ARROGANCIA EN QUERER SER COMO DIOS Y/O ALCANZAR SABIDURÍA
(…) Pues Dios sabe que el día que de él comáis, serán abiertos vuestros ojos y seréis como Dios, conociendo el bien y el mal. Cuando la mujer vio que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y que el árbol era deseable para alcanzar sabiduría, tomó de su fruto y comió; y dio también a su marido que estaba con ella, y él comió (…) Entonces el SEÑOR Dios dijo: He aquí, el hombre ha venido a ser como uno de nosotros, conociendo el bien y el mal“. Génesis 3:4-6, 22 (LBLA – destacado nuestro)

DESAFIANDO EL ORDEN DIVINO DE LA VIDA Y LA MUERTE
pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no comerás, porque el día que de él comas, ciertamente morirás (…) Y la serpiente dijo a la mujer: Ciertamente no moriréis (…) Cuando la mujer vio que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y que el árbol era deseable para alcanzar sabiduría, tomó de su fruto y comió; y dio también a su marido que estaba con ella, y él comió.” Génesis 2:17; 3:4, 6 (LBLA – destacado nuestro)

DESOBEDIENCIA A DIOS Y SU PALABRA O MANDATO
Y ordenó el SEÑOR Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer, pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no comerás, porque el día que de él comas, ciertamente morirás (…) tomó de su fruto y comió; y dio también a su marido que estaba con ella, y él comió (…) Y Dios le dijo: ¿Quién te ha hecho saber que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol del cual te mandé que no comieras?” (…) Por cuanto has escuchado la voz de tu mujer y has comido del árbol del cual te ordené, diciendo: `No comerás de él´” Génesis 2:16-17; 3:6, 11, 17  (LBLA – destacado nuestro)

Adán y Eva, no solamente desobedecieron el mandato divino, sino que tuvieron la arrogancia de procurar ser como Dios, y desafiaron la orden de sentencia de muerte que Dios había pronunciado sobre la desobediencia. Esto lo hicieron aceptando las palabras de la serpiente “No moriréis“, y comiendo del fruto prohibido.


2. Las consecuencias de la desobediencia o rebelión de Adán y Eva

2.1. Las consecuencias inmediatas: La desnudez, vergüenza y miedo

Las consecuencias inmediatas del pecado/rebelión de Adán y Eva pueden comprenderse cuando nos detenemos a analizar el hecho de que ambos descubrieron que estaban desnudos. Este hecho, se tradujo en VERGÜENZA para con el prójimo, y MIEDO para con Dios. Es decir, que ya en los comienzos del pecado humano, es posible percibir cómo la RELACIÓN con Dios y con el prójimo se vieron afectadas, quebradas y perjudicadas.

RELACIÓN PARA CON EL PRÓJIMO
“Y estaban ambos desnudos, el hombre y su mujer, y no se avergonzaban (…) Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; y cosieron hojas de higuera y se hicieron delantales (…)  Génesis 2:25; 3:7 (LBLA – destacado nuestro)

RELACIÓN PARA CON DIOS
“Y oyeron al SEÑOR Dios que se paseaba en el huerto al fresco del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia del SEÑOR Dios entre los árboles del huerto (…) Y él respondió: Te oí en el huerto, y tuve miedo porque estaba desnudo, y me escondí” Génesis 3:8, 10 (LBLA – destacado nuestro)

La vergüenza (en relación al prójimo) y el miedo (en relación a Dios) eran sentimientos y/o conocimientos que Adán y Eva no conocían. En la perfección de la creación, Adán y Eva tenían plena armonía entre ellos y para con Dios. Ahora, después del pecado, se introduce un conocimiento (la desnudez) que se expresa en sentimientos o emociones (vergüenza y miedo), que quiebran la armonía original. El pecado alteró las RELACIONES (verticales y horizontales), perturbando primeramente la psicología humana; pero no sólo ello, el cuerpo se degradaría hasta morir (Génesis 3:19, 22), y la naturaleza experimentaría también la muerte, y necesidad de ser “libertada de la esclavitud de corrupción” (Romanos 8:21-23).

2.2. El pecado, la muerte espiritual, y la esclavitud

Las palabras de Jesús respecto de la esclavitud del pecado son clara:

Entonces Jesús decía a los judíos que habían creído en El: Si vosotros permanecéis en mi palabra, verdaderamente sois mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. Ellos le contestaron: Somos descendientes de Abraham y nunca hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: “Seréis libres”? Jesús les respondió: En verdad, en verdad os digo que todo el que comete pecado es esclavo del pecado” Juan 8:31-34 (LBLA – destacado nuestro)

En relación al análisis realizado en el epígrafe anterior, podemos decir que el pecado nos priva de la capacidad de vivir en armonía con Dios y los Hombres. Nos hace esclavos de nuestra propia arrogancia, desnudez, vergüenza y miedos. Por eso en Tito 3:3 se reconoce que los creyentes eran en otros tiempo (antes de ser creyentes), “esclavos de concupiscencias y deleites diversos” (recordad que nuestra propia concupiscencia también nos tienta al pecado y nos lleva a la muerte, Santiago 1:15). En 2 Pedro 2:19 se nos habla de “esclavos de corrupción o muerte” porque somos esclavos de aquello que “nos vence” o a lo que nos sometemos voluntariamente (Romanos 6:16).

La esclavitud del pecado, por tanto, es una condición inmoral y espiritualmente dañada, a la que estamos sometidos, que nos vence, y a la que voluntariamente respondemos, manteniéndonos alejados de Dios, y en conflicto permanente con nosotros mismos y con el prójimo. Esto equivale a una “muerte espiritual” del ser humano. Una condición natural de enemistad con Dios (Gálatas 5:17-21; Romanos 8:7; Santiago 4:4; Efesios 2:16) que necesita reparo o solución fuera de la capacidad humana (Romanos 5:10).



3. Muerte física y eterna Vs Vida eterna en Jesús

En las Escrituras existen numerosos versículos que relacionan directamente el pecado con la muerte:

“Por tanto, tal como el pecado entró en el mundo por un hombre, y la muerte por el pecado, así también la muerte se extendió a todos los hombres, porque todos pecaron;” Romanos 5:12 (LBLA – destacado nuestro)

“¿No sabéis que cuando os presentáis a alguno como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, ya sea del pecado para muerte, o de la obediencia para justicia?” Romanos 6:16 (LBLA – destacado nuestro)

“Porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro” Romanos 6:23 (LBLA – destacado nuestro)

“Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús te ha libertado de la ley del pecado y de la muerte” Romanos 8:2 (LBLA – destacado nuestro)

El aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado es la ley” 1 Corintios 15:56 (LBLA – destacado nuestro)

“Después, cuando la pasión ha concebido, da a luz el pecado; y cuando el pecado es consumado, engendra la muerte” Santiago 1:15 (LBLA – destacado nuestro)

No hay duda, la consecuencia última del pecado es la muerte, física y espiritual del hombre.

Sin embargo, como veremos la próxima semana (“La expiación y la iniciativa divina“), Dios, por amor, y en su absoluta y única voluntad, diseño un plan que permite salvar al pecador, pero eliminar el pecado. Por ello, así como el pecado reinó en la muerte“…

“…así también la GRACIA reine por medio de la justicia para VIDA ETERNA, mediante JESUCRISTO nuestro Señor” Romanos 5:12 (LBLA – destacado nuestro)

Anuncios
  1. Humildemente creo que el problema que llevo al pecado a Adan y Eva fue el mismo que llevo a satanas.El dejar de ver a Dios como DIOS,(unico ser supremo donde abita la plenitud de la verdad porque el la verdad)por lo tanto la consecuencia inmediata fue la autusuficiencia (orgullo)creandose la desconfiaza y por lo tanto la separacion de Dios en un acto de reveldia rebeldia.explico: Dios abia mandado a Eva que no se separara de Adan que juntos podian acerle frente mas eficasmente a las tentaciones de Satanas,pero al verse esta sola por descuido no obto por vuscar a Adan si no segir sola crellendose autosuficiente,por lo tandto diciendo con este acto, Dios esta equibocado puedo hacerlo sola, o sea el no es Dios en El no avita la verdad.Este fue su primer acto de reveldia que llevo por conciguiente a una abierta desovediencia, de querer ser como Dios al comer la manzana y haser poarticipe de este acto a Adan , que tanvien callo en el mismo proceso de separacion de Dios como el de eva, pero con el agraven que el tenia mas conocimiento que Eva. atentemente:gilberto sandoval irvington NJ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: