Reflexiones Cristianas

3. La realidad de su humanidad

In 2008 2do Trimestre on abril 17 , 2008 at 1:48 pm

Versículos de estudio para esta semana: Gálatas 4:4; 1 Timoteo 2:5; 3:16; Hebreos 4:15,16; 1 Juan 4:1-3

1. Introducción

Esta semana ofrecemos un comentario genérico sobre la lección. Nos resulta imprescindible clarificar el problema actual de quienes entienden que existe un “misterio” sobre la naturaleza de Cristo, y en base a ella especulan sobre sus consecuencias teológicas.

La semana pasada hemos estudiado la preexistencia del Hijo de Dios, Jesús (el Cristo) y su divinidad. Hoy estudiaremos que Jesús también era HUMANO. ¿Significa esto que existe una contradicción en las Escrituras, al describir a Jesús como divino y humano a la vez?

Tal como avanzamos la semana pasada, el problema sobre la naturaleza de Cristo es aún un problema actual. Dentro de la Iglesia existen hermanos que parecen tener como centro del evangelio la “naturaleza de Cristo”. Creen que sólo comprendiendo correctamente este misterio (es decir, desvelándolo) es posible comprender la esencia del evangelio. Veremos cómo estos problemas sólo surgen cuando intentamos ir más allá de lo que nos ofrecen las Escrituras. Por tanto, hoy veremos cómo las Escrituras afirman innegablemente que Jesús era un hombre como tu y como yo, y cómo sin embargo, esto no supone ningún problema a la vida cristiana y a nuestra salvación.

2. ¿De qué tipo de misterio estamos hablando?

Para comprender mejor qué hacer y cómo interpretar los “misterios” derivado de las Escrituras, que acechan a la mente humana, es conveniente identificar EL TIPO DE MISTERIO del que estamos hablando. Básicamente, existen DOS TIPOS O CLASES DE MISTERIOS:

A) Misterio reconocido por la Biblia y que cumple una función dentro del contexto bíblico.
B) Misterio no reconocido por la Biblia y que no cumple ninguna función dentro del contexto bíblico.

Por ejemplo, A) existe el “misterio de la iniquidad” (o del mal), pero se nos dice explícitamente que esto es un “misterio“, y que tiene solución (ver. 2 Tesalonicenses 2:7). Es decir, es un misterio bíblico, que la mente humana no comprende, pero que tiene un sentido dentro del contexto bíblico (o historia de la salvación). Sin embargo, B) existe el misterio del “sexo de los ángeles“, que no está reconocido como tal en la Biblia, y que no cumple ninguna función en el contexto Bíblico, y no tienen ninguna relación con la historia de la salvación humana.

En otras palabras, existen verdaderos “misterios” en la Biblia, que el hombre no puede comprender, pero que son reconocidos como tales, y que tienen una función o contexto bíblico muy claro. Mientras que existen otros “misterios” que no están explicitados en la Biblia, sino que son ESPECULACIONES HUMANAS, y por tanto sin función ninguna. Esta segunda clase de “misterios” (B), es tremendamente dañina y peligrosa, dado que la especulación humana sobre estos asuntos derivan, tarde o temprano, en doctrinas o creencias EXTRA-BÍBLICAS que terminan afectando al día a día del cristiano que se adhiere a ellas.

El misterio bíblico, o verdad conocida (pero no explicada), respecto de Jesús, radica en la idea de que Dios se ha encarnado haciéndose semejante a nosotros, para sufrir nuestro merecido, y así salvar a la humanidad. Es decir, existe un misterio que la Biblia llama “misterio de piedad, que consiste en la PREOCUPACIÓN DE DIOS POR CADA UNO DE LOS SERES HUMANOS al punto de hacerse como nosotros para SALVARNOS. Así lo dicen las Escrituras:

Y el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros, y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad” Juan 1:14 (LBLA – destacado nuestro)

E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: El fue manifestado en la carne, vindicado en el Espíritu, contemplado por ángeles, proclamado entre las naciones, creído en el mundo, recibido arriba en gloria” 1 Timoteo 3:16 (LBLA – destacado nuestro)

Y dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque El salvará a su pueblo de sus pecados” Mateo 1:21 (LBLA – destacado nuestro)

aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación de la gloria de nuestro gran Dios y Salvador Cristo Jesús, quien se dio a sí mismo por nosotros, para REDIMIRNOS DE TODA INIQUIDAD y PURIFICAR PARA SI UN PUEBLO PARA POSESIÓN SUYA, celoso de buenas obras” Tito 2:13-14 (LBLA – destacado nuestro)

Por tanto el “misterio de la piedad”, relacionada íntimamente con el misterio de la encarnación es un misterio bíblico, pero se nos dice claramente que dicho suceso tiene un sentido sotereológico o salvífico. Nadie puede dudar, Biblia en mano, que el “Hijo de Dios” se encarnó para salvar al hombre, a pesar de que no podamos comprenderlo racionalmente.

Sin embargo, y en contraste, cuando los críticos discuten sobre la “naturaleza de Cristo“, estamos frente a un problema muy diferente. El misterio de la “naturaleza de Cristo“, NO ES BÍBLICO, no está relacionado con el contexto bíblico, y no tiene ninguna importancia para la salvación del hombre. A continuación explicamos dichas afirmaciones.

3. El “misterio de la naturaleza de Cristo” no tiene ninguna relevancia bíblica

A. No es bíblico: El misterio de la “naturaleza de Cristo” no es bíblico, porque no se explicita en ningún sitio de las Escrituras que dicha naturaleza sea un misterio, y qué función tendría para nosotros. Evidentemente existían, básicamente, dos grupos de personas 1) quienes creían que Jesús era el Hijo de Dios, y 2) quienes creían que era un simple hombre que se hacía pasar por el “Hijo de Dios”. Pero esto no tiene nada que ver con la NATURALEZA de Cristo (sino más bien con la FE, y con la interpretación profética de las Escrituras). Es decir, en la Biblia, los CREYENTES simplemente creían que Jesús era el Hijo de Dios, pero no existe una controversia bíblica sobre su “naturaleza“. No existe un cuestionamiento bíblico sobre si Jesús era divino 100% o humano 100%, o divino/humano en 50%, o divino/humano 100%, etc. Todas estas conjeturas, que llegaron hasta nuestros días, surgieron por meras especulaciones humanas, extrabíblica.

B. No está relacionada con el contexto bíblico: El contexto bíblico nos dice explícitamente que Dios enviaría al Mesías para salvación de la humanidad. Los Judíos esperaban la llegada del Mesías que traería paz, libertad y salvación al hombre (pero nunca se cuestionaron cómo sería su naturaleza). Los primeros cristianos (en su mayoría judíos) comprendieron que dicho Mesías era Jesús, el Cristo, y tampoco se cuestionaron cómo era su naturaleza. Por tanto, ¿porqué debemos nosotros cuestionar el tipo de naturaleza que tenía Jesús, cuando ésta ni fue revelada, ni juega ningún papel bíblico para nuestra salvación?

C. No tiene ninguna importancia para la salvación del hombre: En un intento de querer “defender” a Jesús, algunos teólogos (como el autor de Escuela Sabática) arguyen que Jesús “cedió sus atributos divinos” y que dichos atributos divinos “permanecieron en Él, pero no los uso” (ver página 24 del folleto). Lamentablemente cae en el mismo error de quienes pretenden explicar porqué Jesús era “Dios con apariencia de hombre, pero sin ser hombre realmente“, o quienes dicen que era un “hombre sin divinidad”. La reflexión que debemos hacernos es, ¿debemos buscar explicaciones al problema de la “naturaleza de Cristo“, aún cuando éstas no están reveladas en las Escrituras? LA RESPUESTA ES NO. No importa si la argumentación es para “defender” a Jesús, un cristiano debe comprender que NUNCA debe responder con ESPECULACIONES (aún con las mejores intenciones). Sencillamente no encontramos en las Escrituras, ninguna justificación para empeñarnos en conocer cómo era la naturaleza de Cristo, y además, desconocer este “misterio”, no afecta en absoluto a nuestra salvación (aunque algunos se empeñen en decir lo contrario).

4. ¿Cómo debemos comprender y abordar el tema de la “naturaleza de Cristo”?

Para abordar correctamente este asunto, debemos pensar en dos términos (que son los utilizados por quienes entienden que la correcta comprensión de la naturaleza de Cristo determina o afecta a nuestra salvación).

A) ¿Qué dice la Biblia sobre la salvación del hombre?
B) ¿Qué dice la Biblia sobre la divinidad y humanidad de Jesús?

A) Sobre el primer punto tenemos que Romanos 10:9 y 1 Juan 4:15 dicen que,

si confiesas con tu boca a Jesús por Señor, y crees en tu corazón que Dios le resucitó de entre los muertos, serás salvo” Romanos 10:9 (LBLA-destacado nuestro

Todo aquel que confiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él, y él en Dios” 1 Juan 4:15 (LBLA-destacado nuestro)

La salvación radica en confesar que Jesús es el SEÑOR y/o HIJO DE DIOS. En ningún momento se nos dice en la Biblia que la salvación radique en confesar que “Jesús es Señor y/o Hijo de Dios bajo una naturaleza X

B) Sobre el segundo punto, la Biblia dice que,

En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios” Juan 1:1 (LBLA-destacado nuestro) – ver comentario de la semana pasada (El misterio de su Divinidad)

Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras flaquezas, sino uno que ha sido tentado en todo como nosotros , pero sin pecado. Por tanto, acerquémonos con confianza al trono de la gracia para que recibamos misericordia, y hallemos gracia para la ayuda oportuna” Hebreos 4:15-16 (LBLA – destacado nuestro)

La Biblia dice que Jesús era el SEÑOR y/o el HIJO DE DIOS, y que era HOMBRE (al punto de haber sido tentado en todo como nosotros). El aspecto más importante de la humanidad de Jesús, radica en el hecho de haber sido tentado de la misma manera que hoy lo somos nosotros. En otras palabras, que en cuanto a lo relativo a nuestra salvación, Él vivió y fue tentado, exactamente como nosotros.

Por tanto, y concluyendo, la Biblia nos dice sencillamente, y así debemos aceptarlo, que:

A) Jesús era Dios (Juan 1:1)
B) Jesús era Hombre (Hebreos 4:15-16)
C) Que la salvación consiste, precisamente, en reconocer a Jesús como Señor y/o Hijo de Dios (Romanos 10:9 y Juan 4:15)

No existe ninguna evidencia bíblica para justificar que Jesús era 100% humano, 100% divino, 100% humano/divino, 50% humano y 50% divino, o cualquier otra fórmula humana. Tampoco existe justificación bíblica para decir que Jesús cedió sus atributos divinos, o que los poseía pero no los usaba. Fuere como fuere su naturaleza, NO AFECTA EN ABSOLUTO LA VERDAD DEL EVANGELIO NI ES IMPRESCINDIBLE PARA LA SALVACIÓN (por el contrario, este “misterio especulativo humano” sigue minando la fe y la verdad elemental del evangelio

5. Conclusión final

La Biblia deja bien claro que existe el “misterio de la piedad que está íntimamente relacionada con la encarnación (1 Timoteo 3:16) para salvación del hombre. Esto es un misterio bíblico no revelado, pero cierto, y con sentido salvífico. Pero la Biblia no dice nada sobre la “naturaleza de Cristo“. No se cuestiona en qué proporción Jesús es humano o divino, y si es uno u otro, y qué implicancias tiene esto para nuestra salvación. Toda esta cuestión es un MISTERIO INVENTADO POR EL HOMBRE. Una especulación sin sentido salvífico y tremendamente peligrosa, en cuanto son necesarios métodos y fuentes EXTRABÍBLICAS para derivar aglún tipo de conclusión. Por tanto, la discusión sobre la “naturaleza de Cristo” es exactamente la misma que podíamos tener sobre el “sexo de los ángeles (y ésta no es preocupación de ningún cristiano)”

About these ads
  1. Necesito recibir el comentario de la leccion de cada semana

  2. DESEO QUE POR INTERMEDIO CEL CORREO ELECTRONICO ME ENVIEN CUANTO PUEDAN DE TODOS ESTOS CONOCIMIENTOS TRIMESTRALES DE LA ESCUELA SABATICA, RECIEN INGRESE A LA IGLESIA, QUIERO SABER MUCHO, QUIERO APRENDER A TENER MUCHA FE AYUDENME POR FAVOR

  3. DESEO TENER ESTUDIOS SEMANALES, POR ESO LES PIDO EL FAVOR Y ME ENVIEN CADA SEMANA A MI CORREO ELECTRONICO katiritalinda_6@hotmail.com, HACE POCO INGRESE A LA IGLESIA…QUIERO MAS CONOCIMIENTOS

  4. [...] La realidad de su humanidad (explicación del tipo de misterio relacionado con su [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: