Reflexiones Cristianas

7. Booz y Rut: fundamentos firmes

In 2007 3er Trimestre on agosto 14 , 2007 at 1:40 pm

El libro de Rut tiene sólo 4 capítulos. Cuando leemos su historia no podemos menos que entender que la misericordia de Dios siempre se ha manifestado sin acepción de personas (Deuteronomio 10:17, 2 Crónicas 19:7, Proverbios 24:23, Hechos 10:34, Romanos 2:11, Gálatas 2:6, Efesios 6:9, Colosenses 3:25), y lo mismo podemos esperar hoy de nuestro Padre celestial. Pero para comprenderlo más profundamente, repasemos la historia de Rut.


Repaso de la historia y analogía para nuestros días

Estos acontecimientos comienzan aproximadamente entre el 1200 y 1050 a.C, época de gobierno de los jueces (personas llamadas por Dios para librar a su pueblo de las opresiones. Recordemos la historia pasada de Sansón).

Hoy no nos resulta en absoluto incomprensible que una familia con sus dos hijos decidan “probar suerte” en otro país, cuando su propia tierra no les ofrece el alimento suficiente para vivir dignamente. Así es como podemos ver y entender las avalanchas de inmigrantes que salen de sus países de origen a “tierras más fértiles” (llámese Norteamérica o Europa). Esto fue lo que ocurrió unos mil años antes de Cristo, y por esta razón Elimelec y Noemí se fueron a Moab con sus dos hijos, Mahlón y Quelión (Rut 1:2)

Un dato que no debemos pasar por alto, es que esta familia estuvo 10 años en dichas tierras desde que llegaron hasta que Noemí decide volver a sus tierras de origen.

los cuales se casaron con mujeres moabitas; una se llamaba Orfa y la otra Rut. Y habitaron allí unos diez años” (Rut 1:4 – destacado nuestro)

Otro dato importante, radica en las razones por las que Noemí decide volver a sus tierras. ¿Fue por la muerte de su marido y de sus dos hijos?. Veamos que dice la Biblia.

Entonces se puso en marcha con sus nueras, y regresó de los campos de Moab, porque oyó en el campo de Moab que Jehová había visitado a su pueblo para darle pan”. (Rut 1:6 – destacado nuestro)

La Biblia es bastante clara al respecto. Después de 10 años de abastecimiento y de una vida, que por circunstancias diversas en su tierra no hubiera podido tener, escucha que Dios ha visitado a su pueblo DÁNDOLES PAN. Esto es motivo suficiente para volver, y después de lo vivido en tierra extraña, poder pasar sus próximos días en “casa” sin pasar necesidades.

Siguiendo con la analogía, ¿cuántos extranjeros o inmigrantes estarían dispuestos a volver a sus países, si éstos pudieran darles unas condiciones de vida aceptables?. Denlo por contado, la mayoría de los inmigrantes volverían a sus países si las condiciones de sus países de origen cambiaran.

¿Por qué ésta analogía?. Porque a pesar de que en tierra de Moab sus hijos se casaron con moabitas (prohibido bajo la ley de Moisés Dt. 23:2 y Esd. 9:1-2; 10) y allí tuvo lugar la muerte tanto de su marido como de sus hijos, estas consecuencias no pueden entenderse como un resultado directo de la “mala decisión de habitar en Moab”. La motivación principal de Elimelec y Noemí era la “supervivencia”. Estamos hablando de cuestiones elementales de preservación de la vida y continuación de la descendencia de una familia.

A pesar de estas buenas intenciones, Noemí tiene que sufrir, en tierra extranjera, la desgracia más terrible para una mujer casada, sobre todo el ver morir a sus hijos (probablemente por muerte natural, tal como lo indican el significado de sus respectivos nombres).

En el siguiente gráfico vemos el árbol genealógico y los hechos sucedidos durante los 10 años en Moab.

Genealog�a Booz Rut


La duodécima generación (Dios NUNCA hizo acepción de personas)

Nadie puede decir que Elimelec, Quelión y Mahlón no hubiesen muerto en Belén de Judá (sobre todo entendiendo que probablemente los tres hayan tenido una muerte natural, producto de alguna enfermedad, agotamiento físico, etc..). Nadie puede decir que esos 10 años hubiesen sido mejores en Belén de Judá, añadiéndoseles a dichas circunstancias, el hambre.

La cuestión fundamental de la historia de Rut trata de cómo una moabita (“amiga” de Noemí y de Dios) llega a expresar una estremecedora declaración de fe y compromiso, y termina formando parte de la genealogía de Jesucristo (Mateo 1):

Rut respondió: No me ruegues que te deje y me aparte de ti, porque a dondequiera que tú vayas, iré yo, y dondequiera que vivas, viviré. Tu pueblo será mi pueblo y tu Dios, mi Dios. Donde tú mueras, moriré yo y allí seré sepultada. Traiga Jehová sobre mí el peor de los castigos, si no es solo la muerte lo que hará separación entre nosotras dos” (Rut 1:16-17 – destacado nuestro)

Genealog�a David

Leemos en Mateo 1:17:
De manera que todas las generaciones desde Abraham hasta David son catorce generaciones; y desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce generaciones; y desde la deportación a Babilonia hasta Cristo, catorce generaciones

La duodécima generación de Mateo 1 se corresponde con el matrimonio de Booz y Rut, convirtiéndose en los BISABUELOS de David, de quien sucederían otras 28 generaciones hasta llegar a Jesús.

De más está decir que las excelentes relaciones entre Rut (“amiga”) y su suegra Noemí (“mi dulzura”) y su marido Booz (“en Él esta la fuerza”), no se debe ni al significado de sus nombres, ni a sus cualidades innatas, sino más bien a que los tres tenían un mismo Dios, una misma fe, y un mismo propósito para sus vidas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: