Reflexiones Cristianas

4. Jacob y Raquel: trabajo de amor

In 2007 3er Trimestre on julio 26 , 2007 at 3:27 pm

Yugo desigual o “Yunta dispareja”

Repasemos y reflexionemos sobre los versículo (LBLA) que tienen relación directa con el tema que propone el autor de Escuela Sabática, “casarse dentro de la fe”, tanto en el AT como en el NT.


Y aconteció que cuando los hombres comenzaron a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas, los hijos de Dios vieron que las hijas de los hombres eran hermosas, y tomaron para sí mujeres de entre todas las que les gustaban. Entonces el SEÑOR dijo: No contenderá mi Espíritu para siempre con el hombre, porque ciertamente él es carne. Serán, pues, sus días ciento veinte años. Y había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después, cuando los hijos de Dios se unieron a las hijas de los hombres y ellas les dieron a luz hijos. Estos son los héroes de la antigüedad, hombres de renombre. Y el SEÑOR vio que era mucha la maldad de los hombres en la tierra, y que toda intención de los pensamientos de su corazón era sólo hacer siempre el mal.” (Génesis 6:1-5)

Reflexión: La verdad es que este versículo no dice mucho en relación al “yugo desigual”, y tampoco especifica demasiado. Lo único que se puede deducir es que justo antes del diluvio, cuando el pensamiento y corazón de los seres humanos era de continuo al mal (hacer siempre el mal) los hijos de Dios tomaban hijas de los hombres, y esto no era del agrado de Dios declarando “porque ciertamente él es carne”.


Y Abraham dijo a su siervo, el más viejo de su casa, que era mayordomo de todo lo que poseía: Te ruego que pongas tu mano debajo de mi muslo, y te haré jurar por el SEÑOR, Dios de los cielos y Dios de la tierra, que no tomarás mujer para mi hijo de las hijas de los cananeos, entre los cuales yo habito; sino que irás a mi tierra y a mis parientes, y tomarás mujer para mi hijo Isaac. Y el siervo le dijo: Tal vez la mujer no quiera seguirme a esta tierra. ¿Debo volver y llevar a tu hijo a la tierra de donde viniste? Y Abraham le dijo: Guárdate de llevar allá a mi hijo. El SEÑOR, Dios de los cielos, que me tomó de la casa de mi padre y de la tierra donde nací, y que me habló y me juró, diciendo: “A tu descendencia daré esta tierra”, El mandará su ángel delante de ti, y tomarás de allí mujer para mi hijo. Si la mujer no quiere seguirte, quedarás libre de este mi juramento; sólo que no lleves allá a mi hijo.” (Génesis 24:2-8)

Reflexión: ¿Por qué Abraham no quería tomar una esposa cananea para Isaac?El matrimonio entre miembros de la propia tribu o de grupos más o menos emparentados (endogamia), ha sido una costumbre corriente en muchas sociedades. Entre los israelitas, esta práctica estaba reforzada por el deseo de preservar a la comunidad de la contaminación religiosa” (Ver Gen. 24:4 nota al pié de la VRV95).

Existen algunos puntos importantes de reflexión a tener en cuenta. En el AT, y la cultura hebraica, la contaminación religiosa y física estaban íntimamente ligadas. Es por ello que se determinan procedimientos no sólo frente a la contaminación alimenticia y sexual o corporal, sino también en los ritos del santuarios terrenal, etc. El hecho de que para realizar el juramento Abraham coloque las manos de Eliezer cerca de su órgano genital podría estar relacionado íntimamente con el significado del origen y transmisión de la vida.

Por tanto existe una razón FÍSICA, relacionada con la NO CONTAMINACIÓN espiritual como argumento de peso para que Abraham y su descendencia practiquen la endogamia.


Y llamó Isaac a Jacob, lo bendijo y le ordenó, diciendo: No tomarás mujer de entre las hijas de Canaán. Levántate, ve a Padán-aram, a casa de Betuel, padre de tu madre; y toma de allí mujer de entre las hijas de Labán, hermano de tu madre. Y el Dios Todopoderoso te bendiga, te haga fecundo y te multiplique, para que llegues a ser multitud de pueblos. Y te dé también la bendición de Abraham, a ti y a tu descendencia contigo, para que tomes posesión de la tierra de tus peregrinaciones, la que Dios dio a Abraham.” (Génesis 28:1-4)

Reflexión: Al igual que Abraham, Isaac hace lo mismo con su hijo Jacob.


No sembrarás tu viña con dos clases de semilla, no sea que todo el fruto de la semilla que hayas sembrado y el producto de la viña queden inservibles. No ararás con buey y asno juntos. No vestirás ropa de material mezclado de lana y lino. Te harás borlas en las cuatro puntas del manto con que te cubras..” (Deuteronomio 22:9-12)

Reflexión: Es en este versículo donde encontramos la raíz del término “yugo desigual” o lo que sería literalmente “yunta dispareja” (arar con buey y asno juntos). El significado connotado de la yunta dispareja queda reflejada también en la primera parte de estos versículo con la siembrae de la viña con DOS CLASES DE SEMILLAS, el resultado es “no sea que todo el fruto de la semilla que hayas sembrado y el producto de la viña queden inservibles”. El problema principal de la “yunta dispareja” o del “yugo desigual” está en el peligro de echar a perder todo lo “bueno” de esa mezcla/relación.


No estéis unidos en yugo desigual con los incrédulos, pues ¿qué asociación tienen la justicia y la iniquidad? ¿O qué comunión la luz con las tinieblas? ¿O qué armonía tiene Cristo con Belial? ¿O qué tiene en común un creyente con un incrédulo? ¿O qué acuerdo tiene el templo de Dios con los ídolos? Porque nosotros somos el templo del Dios vivo, como Dios dijo:
HABITARE EN ELLOS, Y ANDARE ENTRE ELLOS;
Y SERE SU DIOS, Y ELLOS SERAN MI PUEBLO.
Por tanto, SALID DE EN MEDIO DE ELLOS Y APARTAOS, dice el Señor;
Y NO TOQUEIS LO INMUNDO,
y yo os recibiré. Y yo seré para vosotros padre,
y vosotros seréis para mí hijos e hijas,
dice el Señor Todopoderoso.
” (2 Corintios 6:14-18)

Reflexión: Así, después de ver el valor de la contaminación físico/espiritual de la descendencia de Abraham, que justificaba la endogamia, y de comprender el origen del significado connotado de la palabra “yugo desigual”, nos encontramos con el único texto del NT que menciona el “yugo desigual“.

Ahora bien, es importante que veamos en el texto el verdadero significado que Pablo coloca al “yugo desigual”.

El “yugo desigual”, según Pablo, implica que un creyente (seguidor de Jesús) se una a un incrédulo, y la comparativa es la siguiente:

Yugo desigual

* La palabra Belial que significa INÚTIL, NO PROVECHOSO (del hebreo beli•yá•, inútil, de belí, no, y ya•`ál, ser provechoso) aparece sólo una vez en las Escrituras. Sin embargo en los primeros escritos cristianos, Belial era identificado como el ángel de confusión, lujuria y deseo, creado después de Lucifer. Paradójicamente, y sin fundamento Bíblico, hay quienes consideran a Belial como el padre de Lucifer y el ángel que lo impulsó a la rebelión contra Yahvé, siendo el primero de los ángeles caídos en ser expulsado.


Conclusión final

Cuando vemos el versículo de 2 Corintios 6:14-18 en la tabla, podemos visualizar con mayor claridad la DISPARIDAD ESPIRITUAL de la que Pablo está hablando.

Uno puede ver fácilmente la diferencia entre la complementariedad que Dios esperaba que tuviera el matrimonio (tal como hemos visto en la lección de Adán y Eva antes de la caída) con la disparidad producida por un “yugo desigual” del tipo “Cristo/Belial” que prácticamente sin lugar a dudas produciría un DESPERDICIO, tal como menciona Deuteronomio 22:9-12.

Hoy en día no tenemos la necesidad de preservar un pueblo físico descendientes de la genealogía de Abraham dado que Cristo vino para que los del “olivo silvestre” puedan ser “injertados en el buen olivo” (Romanos 11:17-24). Por este motivo el énfasis del “yugo desigual” se relaciona con la complementariedad o igualdad ESPIRITUAL. Y desde este punto de vista, NADIE que adora a Beliel en la iniquidad y en las tinieblas puede CONVIVIR o UNIRSE a quien tiene a Cristo en su corazón. Esto es literalmente imposible.

Por tanto y como conclusión final, hoy al igual que en la época de Pablo, existirá una “yunta disparejasiempre que un seguidor de Cristo se una a un seguidor del mal.


Otros temas de reflexión:

1. En Génesis 31:13 Dios le recuerda a Jacob su voto de Génesis 28:20-22. Dios ya le había bendecido enormemente, ahora Jacob debía demostrar que “Jehová era su Dios” (Vers. 21)

2. Jacob tuvo 12 hijos, pero algo especial habría de acontecer con el más pequeño, ¿porqué? Lee Génesis 30:22

Anuncios
  1. […] 1. No le bastó andar en los pecados de Jeroboam hijo de Nabat (como su padre), sino que tomó por mujer a Jezabel (que significa ¿Dónde está el Príncipe (Baal)?, o bien, El Príncipe existe), hija de Et-baal, rey de los sidonios, y fue, sirvió a Baal y lo adoró (1 Reyes 16:31). Esto es exactamente lo que la Biblia llama “yugo desigual” o “yunta dispareja” (para más información leer el siguiente blog) […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: